Periodista encarcelado asume postura de desobediencia civil


www.cubanet.org

CIEGO DE AVILA, 3 de junio (Mirley Delgado Bombino, APLA / www.cubanet.org) - El director de la Agencia de Prensa Libre Avileña (APLA), Léxter Téllez Castro, asumió la vía de la desobediencia civil para expresar su desacuerdo con el maltrato que sufren los reclusos cubanos en la cárcel de Canaleta, donde la policía política lo mantiene encerrado por reportar noticias fuera del control del Partido Comunista de Cuba.

Téllez se niega a ingerir los alimentos que le sirven a los prisioneros en la penitenciaría porque son insuficientes y mal elaborados, por lo que él decidió sostenerse sólo con lo que su madre le puede llevar los días de visita.

Además, el periodista duerme en la tabla que sirve de bastidor a las literas, porque los colchones son confeccionados con nylon rellenos de esponjas de mar sin procesar, lo que es perjudicial para la salud de los confinados al ocasionarles erupciones en la piel y escozor.

También se confirmó que Téllez está convocando a un ayuno por tiempo indefinido en protesta por la violación de los derechos humanos, las precarias condiciones de vida a las que someten a los reclusos, así como los maltratos que los funcionarios de Canaleta le infligen a los presos.

"El gobierno de Cuba se niega a que la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas inspeccione las prisiones y asegure a los presos vivir conforme a la dignidad humana" -expresa Téllez en una nota que sacó clandestinamente de la cárcel.

El director de la APLA, de 27 años de edad, se encuentra preso desde el 4 de marzo cuando la policía política lo arrestó mientras cubría la noticia de un grupo de activistas que realizaban una protesta pacífica frente a un hospital de Ciego de Avila al que habían conducido a un periodista independiente que fue agredido ese día por agentes del Ministerio del Interior.