PREMIO NOBEL: SI EL AMBIENTE ES UN ASPECTO IMPORTANTE PARA LA PAZ, LA PROHIBICION A LAS PLANTAS LO ES A LA DEMOCRACIA.


Al enterarse de que la ambientalista Keniana Wangari se le otorgo el Premio Nobel de Paz el 8 de Octubre, Marco Perduca, Director Ejecutivo de la Liga Internacional Antiprohibicionista, realizo el siguiente comentario al respecto:

“ Otra vez mas la decisión del Comité del premio Nobel ha sorprendido a todos aquellos que diariamente, en la lucha por la paz, enfrentan violentos y rígidos regimenes políticos. En esta ocasión les enviamos nuestros mejores deseos y congratulaciones a la Sra Maathai y su grupo, por sus meritorias tres décadas de acción. A su vez, este reconocimiento y mención honorífica genera una oportunidad de apertura a todos aquellos que luchan en contra de las fallas originadas por la prohibición a las “drogas”.

Así uno este de acuerdo o no con las declaraciones de la Sra Maathai quien afirma que “el medio ambiente es un aspecto de vital importancia para la consecución de la paz, toda vez que en la actualidad los recursos naturales se ven diezmados gradualmente”, es necesario recordarles a todos nuestros amigos “ambientalistas” que si desean “ahora como en el futuro plantar las semillas por la paz” la tierra fértil para el cultivo de dichos ideales se encuentra en la lucha antiprohibicionista, la cual aboga por la legalización de las plantas y sus derivados los cuales han sido objeto de sanción por mas de 40 años a causa de la Convención de la ONU sobre Narcóticos y Sustancias Psicotrópicas.

En este sentido, anhelo a que el “Movimiento de Cinturón Verde” se nos una pronto a la campaña que lanzo el Partido Transnacional Radical y la Liga Internacional Antiprohibicionista con el objetivo de legalizar plantas, tales como, la amapola, coca, cannabis y sus respectivos derivados. No solo así se le reconocen a decenas de grupos indígenas sus practicas tradicionales, culturales y religiosa, sino también la posibilidad de abordarlas desde un contexto transparente, abierto, libre y democrático.

Firma la petición antiprohibicionista internacional