Pregunta parlamentaria E-3256/03 de Olivier Dupuis (NI) a la Comisión y respuesta del Sr. Patten en nombre de la Comisión




Preguntas parlamentarias
PREGUNTA ESCRITA E-3256/03
de Olivier Dupuis (NI) a la Comisión
(23 de octubre de 2003)

Asunto: Nueva ofensiva contra la libertad religiosa en Hanoi


Las autoridades vietnamitas han condenado, de hecho o de derecho, a 11 bonzos disidentes de la Iglesia Budista Unificada de Viet Nam (IBUV, iglesia no reconocida) a dos años de arresto domiciliario. Entre ellos se encuentra el Patriarca Thich Huyen Quang, cuyo arresto arbitrario dura ya más de 20 años, y a su segundo, el Venerable Thich Quang Do, que teóricamente había sido liberado el pasado mes de junio. El portavoz del Ministerio vietnamita de Asuntos Exteriores ha aducido "violaciones de la legislación relativa a la seguridad nacional". Infringiendo flagrantemente las normas internacionales, la ley vietnamita autoriza a las autoridades locales a someter a individuos a una "detención administrativa" durante un periodo de 6 a 24 meses sin juicio por atentar contra la seguridad nacional (Decreto 31/CP de 1997 sobre la "detención administrativa"). La represión de la Iglesia Budista Unificada de Viet Nam se produce tras la elección de 41 monjes (entre los que se encuentran los 11 detenidos) para los puestos principales de la IBUV, en su asamblea del 1 de octubre de 2003, en la Pagoda Nguyen Thieu (provincia de Binh Dinh) y tras marcharse el Patriarca Thich Huyen Quang y el Venerable Thich Quang Do a Saigón (Ciudad Ho Chi Minh). Los servicios de seguridad vietnamitas bloquearon durante más de diez horas su convoy, llevándose a continuación manu militari al Muy Venerable Thich Huyen Quang, de 86 años de edad, a la Pagoda Nguyen Thieu y al Venerable Thich Quang Do, de 75 años de edad, al Monasterio Zen Thanh Minh, en Saigón (Ciudad Ho Chi Minh). Según la Oficina Internacional de Información Budista (IBIB), con sede en París, esta acción policial ha tenido lugar pocos días después de que finalizaran los trabajos de la primera asamblea extraordinaria de la IBUV, tras ser prohibida en 1981 por las autoridades comunistas.

¿De qué informaciones dispone la Comisión en lo que respecta a la condena a dos años de arresto domiciliario de tres monjes de la IBUV y a la encarcelación arbitraria de otros ocho, entre los que se encuentran el primer y segundo dignatario de la IBUV? ¿No cree la Comisión que este enésimo episodio de represión a los responsables de la IBUV por parte de las autoridades vietnamitas demuestra tanto la mala fe de éstos como la ausencia de una voluntad real de garantizar el derecho a la libertad religiosa y de proceder a la legalización de la IBUV? ¿No cree la Comisión que una situación tal requiere una reacción extremamente firme por su parte, incluyendo la congelación del acuerdo de cooperación de la UE con Viet Nam? ¿No cree la Comisión que la situación extremamente grave en Viet Nam, en Lao, en Birmania/Myanmar y en menor medida en Camboya debería impulsarla a proponer al Consejo y al Parlamento Europeo el nombramiento de un representante especial de la Unión Europea para estos países?

Respuesta del Sr. Patten
en nombre de la Comisión
(pregunta escrita: E-3256/03)
(1 de diciembre de 2003)


En su conferencia de prensa quincenal del 6 de noviembre de 2003, el Ministro de Asuntos Exteriores vietnamita reconoció que tres monjes se encuentran actualmente bajo detención administrativa o arresto domiciliario, de conformidad con el decreto 31/CP, que permite el arresto sin acusaciones precisas o proceso durante un máximo de hasta dos años. El Ministro reconoció también que los Sres. Do y Quang están actualmente bajo investigación por «crímenes graves» y que las acusaciones podrían formalizarse una vez concluida la investigación. En este momento, la Comisión no dispone de información especifica sobre la situación jurídica exacta de los ocho monjes restantes, aunque al parecer siguen bajo la custodia de las autoridades vietnamitas.

La Comisión y los Estados miembros han expresado repetidamente al Gobierno vietnamita sus temores en relación con estos incidentes. Asimismo, la Unión ha repetido en varias ocasiones su preocupación respecto a la limitación de la libertad de culto en Vietnam y ha pedido al Gobierno vietnamita que actúe para mejorar la situación actual. La Comisión expondrá nuevamente sus objeciones por el trato reservado a los disidentes, incluidos los religiosos, durante la próxima reunión de la comisión conjunta UE-Vietnam. Este tema será también tratado durante la próxima reunión entre la UE y Vietnam para el dialogo sobre los derechos humanos, que tendrá lugar en Hanoi.

La Comisión continuará utilizando todos los instrumentos a su disposición para lograr una mejora de la situación de los derechos humanos en Vietnam. Uno de estos instrumentos es el programa de cooperación Comision-Vietnam elaborado en el marco del acuerdo de cooperación bilateral, que incluye programas dirigidos a mejorar la gobernanza, el Estado de derecho y el acceso a la justicia en el país.

La Comisión opina que el nombramiento de un representante especial UE no contribuiría de manera significativa al dialogo sobre los derechos humanos en curso con los piases interesados. Además, la Comisión apoya los instrumentos especiales de las Naciones Unidas ya existentes para afrontar algunos de los problemas internacionales que afectan a la región (es decir, el enviado especial de la ONU para Burma/Myanmar y los relatores especiales de la ONU).