Pregunta parlamentaria de Olivier Dupuis (TDI) al Consejo y respuesta




Preguntas parlamentarias
PREGUNTA ESCRITA P-1100/01
de Olivier Dupuis (TDI) al Consejo
(28 de marzo de 2001)

Asunto: Chechenia


El pasado 25 de febrero se descubrió en Jankala, localidad cercana a Grozni, a menos de un kilómetro del cuartel general de las fuerzas rusas en Chechenia, una fosa en la que yacían sesenta cadáveres. Según informaciones procedentes de organizaciones de defensa de los derechos humanos y de distintos órganos de prensa, dieciséis de los cuerpos fueron identificados como pertenecientes a civiles chechenos que constaban como desaparecidos desde su detención y arresto por las tropas rusas. Todo parece indicar que estas personas fueron víctimas de ejecuciones sumarias. Se han recogido testimonios de personas que habían denunciado la desaparición de un familiar e identificaron sus restos en el depósito de cadáveres del Ministerio de Situaciones de Emergencia en Grozni: de los dieciséis cadáveres identificados por dichas personas, doce eran de civiles detenidos desde el pasado diciembre y otros cuatro, de personas detenidas en junio y agosto pasados.

¿Tiene conocimiento el Consejo de la gravedad de estos hechos? En caso afirmativo, ¿qué medidas ha tomado o piensa tomar para que una comisión internacional de investigación pueda esclarecer todos los detalles de este asunto y de todos los casos de desaparición denunciados? Más en general, ¿no considera el Consejo que su política con respecto a Rusia se parece cada vez más a una forma de complicidad con la política criminal que las autoridades rusas practican en Chechenia?

P-1100/01
Respuesta
(27 de septiembre de 2001)


El Consejo tuvo noticia con pesar y repulsa del siniestro descubrimiento de sesenta cadáveres en los suburbios de Grozni. Como en todo caso similar, el Consejo se procuró informes sobre el hecho y las acusaciones cruzadas que lo rodearon.

La UE se ha pronunciado de forma clara e inequívoca contra todo ataque a los derechos humanos y la dignidad humana en Chechenia, sean cuales fueren sus autores. Sin dejar de reconocer las dificultades afrontadas por Rusia en sus fronteras meridionales, la UE ha sido particularmente crítica con el gobierno ruso por su papel en la República de Chechenia. En repetidas ocasiones la UE ha planteado esta cuestión al más alto nivel con las autoridades rusas. Así lo ha hecho en la reunión entre el Consejo Europeo y el presidente Putin de 23 de marzo en Estocolmo, en el Consejo de Cooperación UE-Rusia de 10 de abril en Luxemburgo, y, más recientemente, en la cumbre con el presidente Putin de 17 de mayo en Moscú.

Desde el principio del conflicto, la UE ha brindado un apoyo pleno tanto al Grupo de Asistencia de la OSCE en Chechenia como al Consejo de Europa (CdE). La UE reconoce que dichas instituciones pueden desempeñar un cierto papel en la mejora de los derechos humanos en Chechenia, inclusive investigando todos los casos de desaparecidos de los que se ha informado. Por ello, la UE lamenta el retraso en el regreso de la OSCE a la región y hace un llamamiento a Rusia para que retire sus objeciones al respecto. Como nota positiva, la UE saluda, no obstante, el establecimiento de un grupo conjunto de trabajo en el que participan funcionarios de la oficina del fiscal general ruso, la del fiscal general checheno y la del señor Kalamanov, representante especial del presidente ruso para los derechos humanos en Chechenia, auxiliados por expertos del Consejo de Europa.

En coherencia con todo lo anterior, la UE ha adoptado una postura decidida y de principios que no ha dejado de suponerle un coste en sus relaciones con Rusia. Dicha postura es plenamente coherente con la más general de la UE en materia de derechos humanos, recientemente plasmada en la Resolución que presentó en la sesión de 2001 de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (2001/24). La UE continúa presionando a Rusia para hacer que las autoridades rusas adopten rápidamente las medidas necesarias para mejorar la situación en Chechenia.

No obstante, el Consejo está firmemente convencido de que el compromiso constituye el mejor camino para que la UE consiga mejoras en la situación de la República de Chechenia de la Federación de Rusia. Sin diálogo no nos será posible exponer nuestros puntos de vista a Rusia, que podría así desatender la gravedad de las inquietudes europeas sobre este importante asunto. El Consejo opina que el hecho de que Rusia haya estado dando pasos en la dirección adecuada -aunque tarde y no a un ritmo suficiente- legitima este planteamiento. En la cumbre UE-Rusia recientemente celebrada en Moscú, el Presidente Putin reconoció que Rusia no había realizado esfuerzos suficientes para recobrar la confianza de la población chechena. El Presidente Putin convino en la gravedad de la situación humanitaria en Chechenia. Invitó a la UE a aprobar directrices para mejorar la labor de las organizaciones de ayuda humanitaria que trabajan en esta región. Sugirió asimismo que se reestructuraran los actuales esfuerzos asistenciales a fin de crear las condiciones e incentivos que permitan el regreso de los desplazados internos.

Los trabajos de la Oficina del Sr. Kalamanov, en la que participan colaboradores del Consejo de Europa, la creación de un tribunal civil, las primeras tipificaciones por violaciones de los derechos humanos y la adopción de algunas medidas de reconstrucción constituyen los primeros pasos en la buena dirección, si bien aún resultan insuficientes. En cualquier caso, el Consejo seguirá insistiendo ante las autoridades rusas para que éstas lleven a los tribunales a todos los responsables de violaciones de los derechos humanos. DO C 364 E de 20/12/2001 (p. 47).