Pregunta parlamentaria de Olivier Dupuis (ARE) a la Comisión y respuesta de la Sra. Bonino en nombre de la Comisión




Preguntas parlamentarias
PREGUNTA ESCRITA P-3147/98
de Olivier Dupuis (ARE) a la Comisión
(8 de octubre de 1998)

Asunto: Hospital psiquiátrico de Vladivostok


Desde el mes de julio de 1997, el hospital psiquiátrico de Vladivostok, único centro de este tipo para una ciudad de un millón de habitantes, ya no recibe financiación alguna. El gobernador de la región de extremo oriente y el alcalde de la ciudad se imputan mutuamente la responsabilidad financiera para con esta institución, que cuenta con 515 pacientes y un centenar de empleados.

La situación es catastrófica: la ausencia de medicamentos y de alimentos y unas condiciones higiénicas insostenibles (no disponen de jabón ni de detergentes) hacen que la curación de numerosos pacientes resulte más hipotética a medida que avanzan los días.

¿Está informada la Comisión de esta situación? ¿Se ha puesto ya en contacto con el Dr. Vladimir Uchakov, médico jefe, con objeto de evaluar la importancia del problema y los medios con los que se puede afrontar, incluida una ayuda extraordinaria de la UE?

P-3147/98ES
Respuesta de la Sra. Bonino
en nombre de la Comisión
(10 de noviembre de 1998)


La Comisión comparte la preocupación de Su Señoría sobre la situación actual de Rusia y, en especial, sobre las condiciones existentes en el hospital psiquiátrico de Vladivostok.

Desde principios de los años 90, la Comisión, a través de la Oficina Humanitaria de la Comunidad Europea (ECHO), viene prestando ayuda humanitaria a Rusia. Dicha ayuda se ha centrado en las víctimas de los conflictos armados (p. ej. en la región del Cáucaso), el auxilio en caso de catástrofe, la asistencia médica a las víctimas de Chernobil y los proyectos contra la tuberculosis. Dado el tamaño de Rusia, es imposible que un organismo extranjero de ayuda pueda solucionar por sí solo el problema de la pobreza generalizada y de la frecuente insuficiencia de recursos materiales del sistema de salud pública del país.

Parece que, efectivamente, las condiciones generales del hospital mencionado por Su Señoría son bastante malas en comparación con las condiciones habituales occidentales. Desafortunadamente, no se trata de un caso excepcional en Rusia. Sería difícil justificar la adopción de medidas especiales en favor de un centro hospitalario sin prestar el mismo nivel de asistencia a los demás centros que se hallan en igual o peor situación.

Teniendo en cuenta los fondos relativamente limitados de que se dispone, la Comisión debe seleccionar sectores en que la ayuda pueda ser eficaz. Dado que la asistencia material a gran escala al sector de la salud pública en su conjunto es, por desgracia, un objetivo poco realista y que sobrepasa los recursos disponibles, la Comisión ha decidido concentrar su labor en los sectores mencionados anteriormente. En la actualidad, la Comisión está estudiando si es viable ampliar sus programas de tratamiento de la tuberculosis, que es en estos momentos una de las prioridades de salud pública más urgentes.