Pregunta parlamentaria de Maurizio Turco (NI) a la Comisión y respuesta del Sr. Barnier en nombre de la Comisión




Preguntas parlamentarias
PREGUNTA ESCRITA P-2039/02
de Maurizio Turco (NI) a la Comisión
(3 de julio de 2002)

Asunto: Cierre de los programas operativos anteriores a 1993 financiados con Fondos Estructurales


Considerando que el decimosegundo Informe anual de la Comisión sobre los Fondos estructurales(1) revela que, a finales de 2000, aún seguían abiertos 35 programas operativos anteriores a 1989 y 73 programas relativos al período 1989-1993,

¿Puede indicar la Comisión:

- qué importe total está representado por el conjunto de los programas abiertos y a qué Estados miembros estaban destinados dichos programas;
- cuáles han sido las causas del retraso y cuál es la situación actual, y
- qué medidas piensa adoptar la Comisión para cerrar esos programas?

(1) COM(2001) 539.

P-2039/02ES
Respuesta del Sr. Barnier
en nombre de la Comisión
(2 de agosto de 2002)


Al final de 2000, el importe total de los programas, proyectos y otras intervenciones de los Fondos Estructurales del período anterior a 1994 aún abiertos ascendía a 991 millones de euros. Desde entonces, como muestra el cuadro, se han realizado considerables progresos en la reducción de esa cifra. En junio de 2002, el importe pendiente de programas aún abiertos se redujo casi en dos terceras partes hasta alcanzar 370 millones de euros. Ese importe equivale a un 0,6 % de los recursos disponibles para el período 1989-1993.

(en millones de euros) País Importe pendiente Finales de 2000 Finales de 2001 30 de junio de 2002
Bélgica 20,68 2 % 17,47 3 % 17,18 5 %
Alemania 34,23 3 % 22,44 4 % 11,74 3 %
Grecia 24,34 2 % 7,86 1 % 7,72 2 %
España 91,05 9 % 39,51 7 % 35,37 10 %
Francia 57,24 6 % 21,36 4 % 12,20 3 %
Italia 553,37 56 % 286,97 54 % 183,01 49 %
Portugal 94,23 10 % 70,42 13 % 66,40 18 %
Reino Unido 90,03 9 % 53,16 10 % 29,49 8 %
Otros 26,24 3 % 13,03 2 % 7,83 2 %
Total 991,41 532,21 370,94



Las principales causas de las demoras en el cierre de los programas incluyen las siguientes: la existencia en los Estados miembros de procedimientos legales relativos a los programas y proyectos sobre los que la Comisión carece de control; la falta de presentación, por parte de las autoridades de los Estados miembros, del informe final exigido por el Reglamento; la necesidad de asegurar la aplicación de las medidas adecuadas de seguimiento de los controles efectuados por los servicios de la Comisión, el Tribunal de Cuentas o la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude.

Los progresos realizados hasta la fecha se deben en gran parte a la prioridad otorgada a esta actividad por la Comisión, que ha incluido la creación de grupos operativos especializados. La Comisión se propone sostener este esfuerzo para garantizar que los programas restantes se cierren lo antes posible(1).


(1) Pequeños saldos de Dinamarca, Irlanda, Luxemburgo, los Países Bajos y de algunos programas Interreg.