Políticos italianos acompañan a las Damas de Blanco en su marcha por La Habana


Las mujeres conmemoran el cuarto aniversario de la detención de 75 disidentes cubanos
Las mujeres conmemoran el cuarto aniversario de la detención de 75 disidentes cubanos



Cinco políticos italianos, entre ellos el eurodiputado Marco Capputo y María Fida Moro, se sumaron a las Damas de Blanco en la conmemoración del cuarto aniversario de la detención de 75 disidentes con una marcha por la Quinta avenida de La Habana. Capputo, la hija del político democristiano asesinado en 1978, y otros tres italianos, todos del Partido Radical No Violento Transnacional, portaban una pancarta con la inscripción “Libertad y No Violencia para Cuba”.

Vestían camiseta blanca, a juego con el color que dio nombre al grupo ganador del Premio Saratov del 2006 y que ayer llegó a la cincuentena con la incorporación de 20 esposas, hijas y madres de disidentes presos llegadas desde otros puntos de la isla.

Capputo comentó que querían “manifestar nuestro apoyo esperando que esto pueda servir para que muy pronto se produzca la liberación de todos los presos políticos”.

El régimen cubano acusó y condenó a los 75 a penas de hasta 28 años por delitos de “conspirar con Estados Unidos, atentar contra la independencia del Estado y socavar los principios de la revolución”. Quedan 59 en prisión y 16 fueron excarcelados por motivos de salud. Uno de estos, Miguel Tamayo Valdés, falleció el pasado mes de enero.

Las Damas asistirán hoy a una novena por Valdés, uno de los actos previstos entre el día 18 y el 20, que incluyó un paseo de 4 kilómetros por el malecón, primera vez caminan en un lugar muy concurrido.

Según Capputo, esperaban que su presencia sea “una señal” para que la comunidad internacional no se olvide de los presos, dijo que no hacían nada malo y que no temían represalias del gobierno porque participaron en una marcha “completamente pacífica”.

Al término de la caminata, Laura Pollán, esposa de Héctor Maseda, dijo que se sentían “orgullosas de estos jóvenes y creo que deben ser un ejemplo adentro y afuera de Cuba”.