Nace la V Internacional?


Nace la V Internacional?

SUMARIO: En un cierto sentido sí, pero si fuera de esta manera nos conformaríamos con la historia del internacionalismo comunista o de la burocratización socialdemócrata que, aun siendo gloriosa, ha sido por muchos aspectos terrible.
Asimismo no olvidemos que una parte de nuestras raíces se remonta a los grandes ideales iluministas y liberales. Y no olvidemos que el nuevo Humanismo es no violento y ecologista.
Actualmente ya no contamos ni con un sólo dólar para constituir el Transpartido Transnacional, para el Partido Radical.
----------------------------
Es necesario que decenas y decenas de parlamentarios y otros inscritos lleguen a ser, con ocasión del Congreso de enero de 1992, grupo dirigente del nuevo Partido Radical
(EL PARTIDO NUEVO - Nº 7 - MAYO DE 1992)


Desorden, destrucción y muerte en el mundo.

No faltan los valores, los ideales y los Partidos. Al contrario, abundan. Son la única jungla lozana que se extiende en el mundo en vez de desmejorar y arrancar. Buenas conciencias baratas, inútiles y estériles congojas, teologías e ideologías trágicas, »de la liberación , »realpolitik , dictaduras y »democracias reales ; política reducida a oficio, no violentos y revolucionarios reducidos a sectas, conservadores de la nada, parásitos de las tragedias (por las cuales lloramos o fingimos llorar), esclavos de de poderes enormes, impotentes, suicidas y homicidas, de hecho, tales como los de los llamados »complejos militar-industrial, agro-alimentario y prohibicionista del narcotráfico , inexistentes en vez ellos mismos como »orden , por pésimo que sea.
Nos hemos reducido a esto y esto es lo que somos. Ya sea cuando estamos bien situados en la escala del poder, como cuando somos mártires o testigos en el corazón de una realidad contemporánea, donde las »hermosas almas fluyen como una hemorragia irrefrenable. Hagamos hincapié en esto: el divorcio entre ciencia y conciencia, por un lado, y poder y política, por el otro, transforma todo, hasta el »nuevo humanismo ecologista y ambientalista así como las muchas fuerzas »nacional-verdes en fenómenos accesorios de la crisis, ingredientes de la derrota y desastre.
Como siempre, la impotencia y la esterilidad producen cada vez más violencia. Es decir, desorden, destrucción y muerte.

El lenguaje de los objetivos políticos concretos.

Al contrario, faltan los objetivos y los mismos sujetos que puedan política y prácticamente pensarlos y organizarlos, alcanzarlos o no. En la babel del mundo, sólo el lenguaje de los objetivos y de los conceptos concretos puestos en práctica pueden desempeñar un papel unificador y respetuoso respecto a la riqueza de las diferencias étnicas, religiosas, culturales, ambientales, políticas, sociales, económicas y de intereses.
El actual Partido Radical constituye «ay de nosotros! el único intento de responder inmediata y coherentemente, desde ahora, a esta demanda de realizar el derecho a la vida con la vida del derecho, de las leyes, de las personas y de los pueblos, y no con su condena a muerte, su sacrificio, ilusorio aunque a veces »heróico ; generalmente cobarde o ciego. Nos apoyan, en la medida en que lo hacen, minorías activas de mujeres y hombres radicalmente no violentas y democráticas (personas, repitámoslo, muy distintas de los tradicionales pacifistas o resignados partidócratas); además de garantizar trabajo, dinero e inteligencia, ellos logran dar vida, voz, disciplina y organización a sus convicciones, transformándolas en objetivos políticos. Nos apoyan también parlamentarios y representantes de gobierno, iluminados por la humildad, conscientes de lo inadecuado de las todavía necesarias referencias partídicas nacionales, de la parálisis y del caos de una política que es en primer lugar, si no exclusivamente, la de su
s Estados nacionales o de las actuales formas de organización de la ONU y su sistema, de los pactos más o menos militares existentes entre las naciones y las varias regiones del mundo. Personas unidas (si se unen, si consiguen mantenerse unidas, si logran buscar y disponer de los medios necesarios) por la voluntad de que justicia, libertad, democracia, tolerancia y no violencia sean su Patria. Dentro de la sesión constituyente del Congreso de enero de 1993, junto con aquellas personas que comparten este sentimiento de la vida, tendremos que alcanzar y realizar los objetivos de convivencia, comprensión, colaboración y unidad política. Todo esto, subrayémoslo, con la ayuda de la más absoluta libertad, del más libre consenso, es decir proyectos y no constricciones comunes.
Estos son algunos aspectos del »Partido Nuevo . Del Transpartido Transnacional. Del Partido Radical, en resumidas cuentas.

La acción no violenta contra el criminal régimen serbio.

Así, en Italia (cumpliendo con las decisiones de nuestros Consejos Federales y la mayoría de las intervenciones en el Congreso) 2.000 personas han participado al mismo tiempo (y otras continúan haciéndolo) en una forma de »ayuno público para apoyar la lucha contra la agresión, la guerra, los crímenes del régimen que oprime Serbia y Montenegro, realizando en estas dos regiones una política que evoca aquélla nazi, comunista y de Sadam.
Asimismo, hemos logrado que un 62% del total de los diputados del Parlamento Italiano, pertenecientes a casi todos los partidos (en total 15) que lo constituyen, suscribiera una moción sobre la ex-Yugoslava (o, mejor dicho, sobre la reforma de la política italiana y comunitaria europea). Esto a pesar de las profundas diferencias de posición de los partidos respecto a este tema.
Esta moción »italiana , redactada a fines del mes de abril de 1992, enviada a los más de 200 parlamentarios de los varios países y del Parlamento Europeo miembros del Consejo Federal del PR, traducida a las 13 lenguas básicas de nuestro trabajo, además que al esperanto, ha adelantado más o menos literalmente los motivos y, en parte, el dispositivo de la deliberación del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a través de la cual se ha denunciado la responsabilidad del régimen serbio (no del pueblo serbio que es la primera víctima de la opresión) en acciones que evocan las nazi, fascistas o estalinistas de los años treinta y siguientes.
Podemos decir que de esta manera un año y medio de lucha del PR en el mundo, con las pocas pero extensas fuerzas que utilizamos, ha sido premiada aunque con un atroz retraso.
Todo esto gracias a la acción de sólo seis entre los radicales presentes en el Parlamento Italiano, y de no más de 300 inscritos en el PR. Milagro de la no violencia? o de la capacidad desarrollada de organizar la lucha política e institucional? En otras palabras Milagro, por ahora, de las muy pocas conciencias armadas de democracia, tolerancia, no violencia y práxis eficaces?
Queremos destacar que la Conferencia para la Seguridad y la Cooperación en Europa, entregó su análisis e informe respecto al Nagorny Karabakh a Mario Raffaelli, diputado italiano inscrito en el nuestro Partido además que en el Partido Radical, facilitando así una pronta convocación de la Conferencia de Roma de la CSCE en relación a este trágico frente de los errores de nuestro tiempo.

Los »escenarios y nuestras batallas

Nos hemos referido sólo a un ejemplo del »escenario que nosotros queremos realizar rápidamente para nuestra sociedad y tiempo, militantes de la no violencia y clase política de los parlamentarios democráticos de cada país: leyes y deliberaciones más o menos idénticas por presentar y hacer aprobar al mismo tiempo en un número cada vez mayor de Parlamentos nacionales,
el Parlamento Europeo, la Asamblea y las varias organizaciones del sistema de las Naciones Unidas.
Para alcanzar este objetivo, necesitamos una organización extremadamente eficiente: por una parte, con fuertes caracteríticas militantes y voluntarias; por otra parte, equipada con la tecnología informática. Una vez más nos enfrentamos con el problema de la vida y desarrollo de este PR, que ya hoy tiene estos rasgos, único «ay de nosotros! por ahora en el mundo.
Es necesario poder transformar, política y culturalmente, los valores, los ideales que abundan y que revelan ser cada vez más incapaces de vivir y afirmarse, en »empresas políticas (así como se habla de empresas industriales, mercantiles o financieras), equipadas con »proyectos , presupuestos y balances, obtención de recursos y disciplina de los gastos.
Por ejemplo, queremos abolir dentro de los próximos siete años, a través de la constitución de una »Liga parlamentaria mundial , la muerte aplicada en virtud de la ley. Hace más o menos un año que a través de este periódico hemos logrado recoger más de 1000 firmas de parlamentarios y representantes de gobierno de 40 países que piden la abolición de la pena de muerte en la ex-Unión Soviética.
Alcanzar este resultado no significaría de por sí ofrecer a la sociedad americana una oportunidad ejemplar para que ésta cambie de opinión (la cual, según los sondeos, está en favor de la pena de muerte). Sin embargo, podría representar el primer paso de una gran campaña transnacional que debemos organizar a través de un proyecto legislativo, de derecho internacional, según un escenario o una simulación que fije las fechas y los puntos de los objetivos políticos e institucionales, nacionales o internacionales, campañas gandhianas no violentas masivas, para llegar dentro del año 2000 a actas conclusivas y vinculantes con fuerza de ley universal, vinculantes por doquiera.
Para hacer esto, es necesario finalmente dar fuerza y valor político a investigaciones, estudios, propuestas de convenciones, que desde hace décadas y décadas la cultura abolicionista produce, corriendo incluso el riesgo de transformarse a nivel histórico en un inútil análisis, una especie de trágico coro al uso cada vez mayor de la muerte (incluso por parte de los Estados) como vía legítima y oportuna en defensa de la vida y los derechos humanos.
Quienquiera puede comprender (especialmente si cuenta con una experiencia parlamentaria, de gobierno o científica en el sector del derecho) cuánto es difícil un proyecto de este tipo, cuánta tenacidad, cuánta inteligencia, cuántos recursos humanos y financieros éste precisa.
Confiamos en la honestidad intelectual de nuestros lectores para que contesten a esta pregunta nuestra: existe otro proyecto, otro instrumento, otro sujeto institucional y político como alternativa a éste del PR? Y, en el caso en que no exista, es humano e intectualmente honesto actuar como si no existiera, fingir estar en contra de la pena de muerte, fingir confiar la solución de este problema (que es uno de los muchos problemas apremiantes) a una especie de Providencia »progresista , es decir en manos del destino?
Nuestros lectores ya saben que, al lado de este ejemplo, ya hemos individualizado muchos otros ejemplos: el proceso de criminalización del poder y las sociedades en el mundo, de agravación del caos y la del desgobierno, relacionados con el régimen prohibicionista contra cosechas agrícolas de »drogas del tercer mundo. Este prohibicionismo se funda en las mismas ilusiones apoyadas en el fanatismo y culto del Estado en las que se basaron todos los tipos de fascismos totalizadores, totalitarios y violentos que transformaron el siglo actual en un siglo de barbarie más cruel respecto a los siglos anteriores.
Incluso en este caso hemos proporcionado informaciones, datos, concretas acciones políticas y de organización.
Y no olvidemos: el federalismo democrático basado en primer lugar en los derechos inajenables de la persona (y no de los pueblos, las etnías y las tribus) como respuesta urgente a la caída trágica de las ambiciosas y grandes »federaciones o »uniones totalitarias, y a las consiguientes vueltas a la barbarie racial y al culto del estado »nacional ; la ruptura de aquella tradición histórica de no injerencia en la política de los varios Estados, que ha sido típica justamente de los países »democráticos y que, puntualmente, ha significado el apoyo a aquellas dictaduras y aquellos imperios (a pesar de que proclamaran ser de derecha o de izquierda) que constituyen situaciones históricas no sólo de opresión sino de guerra propiamente dicha contra sus propios pueblos. Ayer con el nazismo, el fascismo, el comunismo, las dictaduras del tercer mundo, y hoy frente al régimen de Pekín, que aniquila la vida del derecho y el derecho a la vida de más de mil millones de personas, que practica el genocidio no sólo del Tíbet
sino de regiones y poblaciones de las cuales uno acaba por olvidar hasta la existencia, el nombre y el recuerdo. O, incluso, el sistema de sangrientas y terribles dictaduras en el Oriente Medio. Y, para acabar, el apoyo dado por mucho tiempo a la locura del Sadam de Belgrado, sus generales y demagogos.
Queremos salvaguardar la comunicación internacional contra los ataques de cualquier lengua y pueblo hegemonizadores, garantizando así de hecho, a través de una lengua internacional, todas las identidades culturales y lingüísticas de las entidades étnicas del mundo individualmente consideradas. Por esto, queremos trabajar para que, incluso desde el punto de vista cultural y no sólo político, el Parlamento Europeo se haga cargo del problema de la comunicación lingüística: el esperanto, desde este punto de vista, merece por lo menos ser objeto de un experimento.
Otros problemas urgentes no afrontados que tenemos que afrontar en seguida: las posiciones (aparientemente opuestas pero en realidad igualmente feroces por su intrínseca intolerancia) de la política demográfica de la Iglesia católica por un lado y de China por el otro. Estas deben considerarse como concausa del fracaso de la Conferencia de Río de Janeiro sobre los temas ecológicos relacionados con la salvaguardia del planeta.
Hemos esperado poder delegar a los partidos »verdes la tarea ecologista. Desafortunadamente, también ellos, a pesar de que denuncien e individualicen las catástrofes que crecen cada vez más, las viven en el ámbito »nacional ; casi un subproducto del drama planetario, casi una paradójica expresión de una tendencia a »dormirse en los laureles en vez de realizar una estrategia política, cultural e institucional de la posible y factible alternativa de gobierno ecologista del planeta y de nuestros mismos »pequeños territorios.

Sólo unas treinta personas en el mundo viven el PR como prioridad de su vida

Hace años que el Secretario del Partido, Sergio Stanzani, la Presidenta, Emma Bonino, el Tesorero, Paolo Vigevano, junto con unas treinta personas, se han comprometido y se comprometen cada vez más (después del innegable éxito de la campaña en pro del »Partido Nuevo ) para posibilitar la segunda sesión de nuestro Congreso, que debería llevar, en los primeros días de 1993, a la refundación de nuestro actual PR. Es oportuno destacar que incluso en este caso se trata de unas treinta personas, es decir unas treinta personas en el mundo, que son las únicas que viven y conciben concretamente esta prioridad.
Existen aún poco más de 2.000 ciudadanos italianos y unos veinte parlamentarios de la misma nacionalidad que proporcionan, con su inscripción, una aportación humana y financiera que hoy representa un 90% de los recursos utilizados por el Partido para llevar a cabo este proyecto. Para quien, entre nosotros, es italiano, este reconocimiento es también motivo de dolor y casi vergüenza: ni siquiera los antifascistas y los antinazis activos durante los veinte años de dictadura fueron tan pocos. Sin embargo, el hecho de que el PR realmente constituya una verdadera póliza de seguros respecto a la vida propia y a la ajena, en pro de la libertad, la democracia y la no violencia, sólo pueden conocerlo las mujeres y hombres de este país y, al conocerlo, con su ignavia, resignado cinismo o resignación, condenan a muerte más que a la vida esta esperanza, privilegiando las numerosas certezas obtenidas a través
de su concreta historia pasada y contemporánea.
Existen en fin los más de 200 parlamentarios pertenecientes en la mayoría de los casos a países que acaban de salir de la tragedia de la dictadura y parecen a menudo estar a punto de precipitar inevitablemente en la del caos, la miseria, el odio entre fracciones y guerras tribales, quizás en nombre de una »autodeterminación de los pueblos , indiferente a los concretos derechos de las personas, su bienestar y, aún más simplemente, su vida. De estos países llegaron este año, gracias también a la contribución de los 6 números de »El Partido Nuevo , más de 3000 inscripciones, más del triple con respecto a la cantidad del año pasado.
Por lo tanto, el total es de más de 5.000 personas, que vienen de realidades aparentemente lejanas entre sí. Son 5.000 personas en el mundo a las cuales, las 30 persona ya mencionadas, deben la fuerza moral y práctica que ha sido y es necesaria para seguir en adelante. Exceptuando los países occidentales, y sustancialmente Italia, la aportación que viene de estos inscritos es, desde el punto de vista financiero, poco más que simbólico. Pero, es importante dar a conocer que, incluso en estas condiciones, el valor de cada adhesión individual, personal, es para nosotros necesario y determinante para el éxito o el fin de nuestro proyecto común. Y lo será cada vez más en los difíciles meses venideros.
Hoy esperamos que decenas y decenas de parlamentarios, que se inscribieron durante el último año, especialmente en los países de la Europa Central y del Este, (y que se asociaron en el trabajo de creación del Estatuto del Partito, la inscripción inmediata de otros colegas y otros inscritos) lleguen a ser, antes de la segunda sesión del Congreso, grupo concretamente dirigente de nuestro Partido de manera que pueda hacerse cargo, a comienzos de 1993, de las responsabilidades de dirección y trabajo. Responsabilidades de las cuales necesariamente se han hecho cargo hasta hoy aquéllos que expresan su opinión a través de este periódico con las actuales responsabilidades estatutarias del Partido.

-----------------------------

Somos sólo 5.000 inscritos en el mundo

Estos son los primeros quince países, con el correspondiente número de los inscritos hasta el 1 de junio de 1992, donde viven militantes del Partido Radical. Los inscritos italianos, hasta la misma fecha, son 2.098:

Rusia 1.359
Ucrania 503
Croacia 276
Burkina Faso 261
Azerbaiyán 170
Rumania 120
Checoslovaquia 79
Kazajstán 79
Bielorusia 50
Bulgaria 50
Hungría 45
Georgia 40
Uzbekistán 39
Kirguizistán 34
Letonia 34