Moción general del XXXIII Congreso (extraordinario) del PR


Moción general del XXXIII Congreso (extraordinario) del PR
Roma, 25 y 26 de abril 1987

SUMARIO: El XXXIII Congreso extraordinario se convoca para intentar impedir la disolución anticipada de la Cámara y el consiguiente aplazamiento de los referéndums sobre la responsabilidad civil de los jueces y sobre la energía nuclear . La moción congresual indica las iniciativas para conjurar contra tal "desventura".

MOCION GENERAL

EL El XXXIII Congreso del Partido radical, reunido en Roma el 25/26 de abril de 1987

considerada la mayor fuerza que el crecimiento del Partido radical y los acuerdos laicos y democráticos alcanzados con los partido liberale, socialdemócrata y socialista, aseguran a cuantos luchan por una solución democrática a la crisis partidocrática, por una Reforma del sistema político y electoral, y el arraigo en la opinión pública de la conciencia que urge llevar a cabo reformas radicales;

considerada la fuerza y la dimensión del frente de fuerzas que han afluido hacia posiciones proclives a los referéndums del Partido radical, y de aquellas que todavía declaran estar a favor de los referéndums ya anunciados y convocados;

lanza un llamamiento e invita enérgicamente a todos los partidos y a la opinión pública para que conjurar contra la desventura de nuevas elecciones anticipadas, lo cual provocaría el aplazamiento de los referéndums para la aprobación de leyes y reformas inminentes y que desde hace decenios esperan ser aprobadas;

invita a los parlamentarios demócratas a otorgar la confianza del Parlamento al gobierno Fanfani, para que la legislatura, los referéndums y las leyes esperadas por los ciudadanos logren salvarse;

dirige al Jefe del Estado y al Presidente del Consejo, a los Presidentes de la Cámara una invitación respetuosa pero firme para que excluya tajantemente toda posibilidad el eliminar un Parlamneto que vote la confianza al Gobierno, eventualidad que el Partido radical denuncia por presentar las características de un auténtico atentado y traición a la Constitución republicana, especialmente en las anteriormente mencionadas condiciones actuales;

invita al Psi (Partido Socialista Italiano), al Psdi (Partido Socialdemácrata Italiano), y al Pli (Partido Liberal Italiano), coherentemente con los compromisos comunes hasta ahora adoptados, que defiendan la Constitución, el Parlamento, los referéndums convocados, los derechos civiles y políticos de los ciudadanos, que apoyen tanto con su voto sin reservas ni condiciones, como rechazando provocaciones u oposiciones exentas de valor vinculante y constitucional, el Gobierno Fanfani;

delibera la presentación en eventuales elecciones anticipadas de listas del Partido radical a la Cámara;

propone la formación para el Senado de un Frente para la Reforma común a todas las fuerzas laicas, socialistas, liberales, republicanas y ecologistas y sólo en suborden autoriza la presentación de candidatos radicales al Senado;

el 33º Congreso del Partido radical,
en el caso de que los comicios electorales se convocasen tras el cumplimiento de actos contrarios a la Constitución, sustancialmente golpistas, realizados por el Partido de la Democracia Cistiana con la cosmplicidad del Msi y del Pci, y la culpable e interesada neutralidad de otros;

compromete a los órganos estatutarios, a todos los radicales, a todos los demócratas para que se movilicen para responder con la máxima fuerza y con la no violencia al ataque antidemocrático por parte de la Dc, que se cierne de nuevo sobre nuestro país;

delibera la no presentación de listas del Partido radical, como tal, con el símbolo del PR, como rechazo de toda legitimación, de la legalidad, de la democraticidad, de la regularidad de dichos actos y mítines electorales, que deberán ser considerados pura ocasión de lucha política no institucional, para la defensa y la liberación de las instituciones de lo que es la cupación partidocrática de la DC, y que el PCI ha consentido totalmente también en esta ocasión;

delibera el apoyo pleno, político y electoral, a través de acuerdos, a los partidos laicos que hayan sabido oponer toda la fuerza y la decisión necesaria, en los próximos días y en las próximas horas, a tal desventura, en particular votando sin reserva alguna, con absoluta plenitud, la confianza al Gobierno Fanfani, sin coartadas ni justificaciones posibles para obtener eventuales "provocaciones" del mismo Gobierno como réplica a la Cámara, y de declaraciones al Senado, y firmando o identificándose con la moción de confianza radical depositada en la Cámara.