La opinión esperantista


La opinión esperantista

Una lengua nacional, como el inglés, en posición hegemónica de lengua auxiliaria mundial, es necesariamente glotófaga y destructora de las etnías: destruye las otras lenguas y las otras culturas en pocas generaciones, así como hizo el latín en la Edad Antigua.
Sólo una lengua inventada, al no ser lengua materna de nadie, no produce este efecto destructor: lo demuestra también el latín que, al llegar a ser una lengua muerta, permitió el libre desarrollo de las lenguas neo-latinas, aun quedando por siglos la lengua de la cultura (y no sólo lengua auxiliar) de toda Europa.
Esto explica las razones del esperanto como lengua universal: sus características estructurale lo acercan a las lenguas con términos invariables así como a las lenguas flexivas: esto justifica la simpatía de la cual goza en Japón y en China, en donde se publica una revista en esperanto, titulada »La popola Cinio .
Sin embargo, los hechos de la dominación linguística no reflejan nada más que los hechos de la dominación política. Por lo tanto, no basta afirmar las ventajas del esperanto, y condenar el carácter de »contaminación del inglés para luego poderlo substituir en su función de lengua auxiliaria mundial de hecho, debido al peso político, económico, militar, cultural, etc. de los Países que hablan inglés. Es preciso construir un poder político fuerte e importante, que, aun no siendo igual, sea por lo menos comparable al del mundo anglosajón, y que, por su misma vocación y por su profunda »razón de Estado cultural, se comprometa específica y constantemente a oponerse a la hegemonía del inglés y a la amenaza correspondiente para todas las demás lenguas.
Esto explica la importancia que al respecto le hemos atribuido y que atribuimos a la Federación Europea: en función, es decir, de un objetivo que interesa, y debe interesar ya desde ahora, no sólo al Viejo Continente sino al mundo entero.
Sin embargo, la Federación Europea es todavía lejana y, de por cierto, no parece poder alcanzarse mañana. Se explica así la exigencia de una etapa intermedia, que llamaremos del Esperanto didáctico.
En Alemania, el Instituto de Cibernética linguística de la Universidad de Paderborn ha demostrado de manera definitiva con rigurosos métodos científicos lo que ya empíricamente algunos estudiosos de glotología e interlinguística habían constatado: el esperanto, al ser fácil y regular, desempeña un importante papel propedéutico en la enseñanza de las lenguas extranjeras. En efecto, los niños que estudian esta lengua por dos años alcanzan y superan, después de dos años más - en el estudio por ejemplo del inglés, del francés u otras lenguas - a sus coetáneos que desde el inicio se han dedicado a aprender una de dichas lenguas.
El primer paso a darse es pues la adopción de este método de enseñanza, que puede combinarse íntegra y naturalmente con todos los demás métodos estudiados por la moderna glotodidáctica. Se cederá así el paso al Esperanto epidémico: éste dejará de ser sólo un medio para aprender las lenguas extranjeras y llegará a ser una lengua franca europea y mundial oficialmente adoptada como tal.
Cabe hacer hincapié en este último objetivo y también en los riesgos que se correrán hasta que no se alcance, aunque sea evidente que la exigencia de una lengua auxiliar única para todo el planeta es una exigencia cada vez más creciente y, por lo tanto, ineludible. Pero aquel primer paso difícilmente podrá evitarse.

Andrea Chiti Batelli
Federalista y Esperantista