EL PARLAMENTO EUROPEO APRUEBA POR CLARA MAYORÍA EL INFORME DEL RADICAL MAURIZIO TURCO SOBRE EL DERECHO DE LOS DETENIDOS EN LA UNION EUROPEA


Photos from the joint press conference of Maurizio Turco, the European Parliament's rapporteur on the rights of prisoners in the European Union and Michel Hunault (France, EPP/CD), rapporteur for the Council of Europe's Parliamentary Assembly on the situation of European prisons and pre-trial detention centres.
Estrasburgo, 10 marzo 2004 - El Parlamento europeo ha aprobado ayer con 439 votos a favor y 49 en contra (en su mayoría de los conservadores ingleses) y 20 abstenciones el Informe del diputado Maurizio Turco sobre los derechos de los detenidos en la Unión europea.
Del análisis de los datos de SPACE (estadística penal anual del Consejo de Europa), los informes del Comité Prevención Tortura y de las sentencias del Tribunal europeo de Derechos Humanos aparece un preocupante cuadro de las condiciones de detención.

Por ello se pide al Consejo para que la Carta Penitenciaria Europea –en la que está trabajando el Consejo de Europa- garantice entre otros derechos de detenido a un abogado, a la asistencia sanitaria, a ser informado de las condiciones de su propia detención, a su seguridad mental y física y a la prevención del suicidio. El informe pide también que la Carta penitenciaria europea tenga en cuenta especialmente la protección de los menores y de la mujer.
Entre las medidas innovadoras propuestas se encuentra “el derecho a una vida afectiva y sexual mediante el establecimiento de medidas y lugares adecuados”; y que los diputados europeos puedan visitar las cárceles de la UE y los diputados nacionales de su territorio nacional.

Por ultimo en cuanto a los controvertidos regímenes especiales que como el “41Bis” en Italia o el Régimen Cerrado en España así como los centros de retención para extranjeros, se ha invitado al Comité Prevención Tortura y al Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa que lleven a cabo una serie de visitas ad hoc y que a la Red europea de expertos en derechos humanos un análisis sobre la compatibilidad de estos regímenes con los derechos y libertades fundamentales”.

Declaración de Maurizio Turco Presidente de los diputados radicales del Parlamento europeo

“Del Informe aprobado emerge con claridad que las condiciones de detención en los estados miembros de la UE son objetivamente gravísimas. Hay de hecho una violación patente, grave y persistente de los derechos humanos fundamentales, de las leyes nacionales y de las convenciones internacionales.

Ni siquiera la UE ha estado en condiciones de asumir una iniciativa al respecto e igualmente si lo hiciera, como máximo copiaría lo que ha hecho hasta ahora –y bien- el Consejo de Europa con el Comité Prevención Tortura, el Comisario de los derechos humanos y la Corte Europea de los Derechos humanos.

Esta Europa que prescribe a terceros países –pero no exige- el respeto de los derechos humanos fundamentales, es la Europa de las violaciones de los propios principios, de las propias reglas, de las propias leyes”.


El relator y eurodiputado Maurizio Turco presentará su Informe sobre el derecho de los detenidos en la Unión europea en la sede del Parlamento europeo de Barcelona el día lunes 22 de marzo a las 12:30 pm en Passeig de Gràcia 90 (08008) Barcelona
Para más información contacto: Malena Zingoni Tel: +32 474 302 333
mail: mzingoni@europarl.eu.int



*Detalle de lo sucedido antes de la votación - Estrasburgo 9 marzo 2004.
Antes de la realización del voto el presidente Cox le dio la palabra al eurodiputado español Hernández Mollar quién afirmó que había hecho quitar una frase del texto de la exposición de motivos, de acuerdo a lo que le atribuye su función de presidente de la Comisión de las libertades y derechos de los ciudadanos.
La frase en cuestión se refería a un párrafo que hablaba de España, donde se podía leer: “El ponente observa además que, por lo que respecta a España, a falta de datos oficiales precisos, un estudio universitario afirma que aproximadamente el 80 % de las personas que obtienen el primer grado - en régimen cerrado o especial (personas incluidas en los FIES y cubiertas por el artículo 75 del Reglamento penitenciario)- está cumpliendo la condena fuera de su lugar de residencia”. Y la frase que algunos eurodiputados españoles han pedido quitar era la siguiente: “Las personas sometidas a tal régimen pueden ser recluidas en prisiones alejadas del lugar de residencia sólo en caso de peligro excepcional y cuando esté debidamente justificado. El estudio afirma que esta medida se aplica en España como pena adicional a la condena”.