BONINO ACUSA TROPAS KABILA DIFICULTAR ACCESO AYUDA REFUGIADOS


EFE

Bruselas - La eurocomisaria de Política Humanitaria, Emma Bonino, acusó hoy, martes, a los rebeldes de Laurent Kabila de "dificultar sistem ticamente" el acceso de las organizaciones humanitarias a los refugiados hutus en el Este del Zaire.
La actitud de las tropas del jefe rebelde Kabila tiene la doble finalidad de "impedir que la ayuda llegue a los refugiados y que las organizaciones humanitarias presencien violaciones de derechos humanos en el Este del Zaire", zona que controlan, denunció la comisaria ante la prensa de Bruselas.
Bonino aseguró que "el gobierno de Ruanda y el propio Kabila intentan socavar la credibilidad de las organizaciones humanitarias en sus operaciones de repatriación de refugiados hacia Ruanda". La ayuda humanitaria "no llega a los refugiados desde octubre de 1996", situación que ha continuado igual tras la ocupación de parte del Zaire por Kabila, agregó Bonino. El líder rebelde noha respetado el memorandum del 12 de noviembre de 1996 ni el acuerdo del 16 de febrero de 1997 con la ONU para que se permita el acceso a la ayuda, que en el caso de la Unión Europea (UE) suma 150 millones de ecus (165 millones de dólares), "de los que aun no se ha podido hacer uso". "No creo que el responsable de esta carnicería pueda asumir otras responsabilidades", como las políticas, señaló en referencia a Kabila, al que evitó mencionar expresamente. Preguntada si no temía ser tachada de partidaria del presidente de Zaire, Mobutu Sese Seko, Bonino contestó que "no voy a callarme por miedo a parecer mobutista". "Los acontecimientos en el Este del Zaire van a determinar el futuro de la zona y dudo de que un cambio sea positivo", indicó en relación a la eventual sustitución de Mobutu Sese Seko por Kabila.
En opinión de la eurocomisaria, "hay pocas dudas de que hay violaciones de derechos humanos en el territorio bajo los rebeldes por lo que, o éstos no controlan esa zona o participan directamente en la carnicería contra los refugiados". No sólo los refugiados han sufrido violaciones de derechos humanos y han sido masacrados, sino tambien hay muchos zaireños asesinados por haber ayudado a los hutus, explicó tras añadir que la comunidad humanitaria "ha visto sufrimientos humanos impresionantes".
Las organizaciones humanitarias han perdido el rastro de 500.000 refugiados de los 1,2 millones que comenzaron el pasado año su éxodo hacia Ruanda; de ellos, 200.000 fueron hallados en los campos de Tingi-Tingi.
"No sabemos qué ha pasado con el resto - unos 470.000 - pero no tenemos muchas esperanzas de que esten vivos", dijo Bonino, que advirtió que si el nivel de violaciones de los derechos humanos no se detiene "ser muy difícil" que el Zaire y la región de los Grandes Lagos "sean estables" en el futuro.
La protección militar de la ayuda humanitaria "no fue decidida el pasado diciembre por la comunidad internacional. Eso fue un error y ahora sería demasiado tarde". Bonino anunció que ella, junto con el Departamento de Ayuda Humanitaria de la ONU y el Acto Comisariado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), han elaborado un documento con recomendaciones sobre el respeto a los derechos humanos, en el que se apela a la celebración de una reunión entre los rebeldes de Kabila y representantes de países vecinos. El documento, que fue presentado hoy por Bonino al colegio de comisarios europeos, ser entregado esta tarde al Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York.